lunes, 17 de marzo de 2014

Planes de estudio y realidad.

Todos los estudiantes siempre nos hemos preguntado en algún momento… ¿y para que nos sirve esto? Una simple pregunta que nos realizamos a nosotros mismos e incluso, en ocasiones, al propio profesor.
Si nos paramos a pensar hay muchas cosas que tenemos que estudiar que en un futuro no nos van a servir para nada y vamos a olvidar con facilidad, todas esas cosas las considero innecesarias, pero muchas de ellas al contrario de lo anterior las veo necesarias no solo por la utilidad que tienen en nuestro futuro en la vida cotidiana, también por cultura general, ya que tenemos que crear una generación culta.
Deberíamos insistir en conceptos más útiles y prácticos para crear una generación más formada y culta y los temas menos necesarios para un futuro no profundizar tanto.
También creo que  muchas de las cosas que estudiamos y no nos parecen interesantes es por la forma de darlas, a los estudiantes, en mi opinión, nos parece un tema interesante dependiendo de la manera en la que nos den la información, por ejemplo si toda la clase es muy teórica en la que solo interviene el profesor nos llega a cansar y llega el momento que desconectamos y perdemos el “hilo” de la clase, si se plantease una clase teórica pero en la que participaran alumnos también y ejercicios prácticos al terminar de explicar la teoría creo que sería más fácil llamar la atención del estudiante y que el temario le pareciese lo más interesante y útil posible.

Aunque este método de dar una clase no pueda ser posible en todo tipo de asignaturas. 

1 comentario:

  1. ¿El problema entonces es la forma de dar la clase y no el contenido?

    ResponderEliminar